• No Products in the Cart
Ana C. Covaleda

Minimalismo (documental de Netflix)

3 marzo, 2019 0 Comments

Minimalism se presenta como un documental “sobre las cosas importantes”.

Hace unos meses estuve con una coach de directivos que decía que a todos nos gusta la calidad en el trabajo, pero que cada uno tenemos un standard de calidad diferente. Sin embargo, el nuestro siempre nos parece el mejor y más ambicioso. Por eso a veces nos es difícil delegar.

Así, cuando leí lo de “sobre las cosas importantes”, me pareció algo similar. ¿Para los del documental serán las mismas cosas importantes que las que a mí me parecen?. Porque si son las mismas, yo quiero saber más.

minimalism

MIS OBSERVACIONES

El minimalismo me despierta curiosidad. Veo a muchas youtubers de estilo de vida, jóvenes generalmente, que alaban sus bondades, frente a otras más creciditas que suben casi cada semana un “haul” (del inglés “botín, alijo”) o vídeo de sus últimas compras compulsivas. Esta es una estadística completamente subjetiva, que conste. Pero es chocante, ¿no?.

Con el tiempo y mi propio comportamiento he podido sacar ciertas conclusiones sobre este fenómeno que quería comprobar con el documental, ya que lo tenía a tiro y una hora “muerta” el domingo.

Te digo algunas, a ver si te suenan:

Tendemos a pensar que más espacio es mejor

Y la gente intenta estirar su presupuesto, en general, para permitirse la mejor (= +grande) casa que puede. Y eso sí es empírico, que lo he visto cuando la gente venía a por una hipoteca al banco y te contaba con toda su felicidad cosas de su nueva casa.

El espacio te llena la vida de  Pile of Poo on Twitter Twemoji 11.3

Sí, Pile of Poo on Twitter Twemoji 11.3.

Cuanto más espacio tenemos, más tendemos a llenarlo. No digo que sea una mala práctica, digo que suele ser así.

Cuando con unos 28 años me mudé a un duplex en Irurzun con 2 baños, 3 habitaciones y 3 armarios empotrados gigantes empezó el estrago. Siempre he vivido de alquiler en una habitación, así que “tener cosas” significaba gastar mucho más dinero en espacio. Al mudarme allí, y de manera inconsciente, empecé a acumular cosas.

minimal

No digo que las cosas  fueran sólo caprichos inútiles, sino que en otro momento de mi vida no hubiera necesitado tenerlas aunque las quisiera. Por ejemplo, me compré un piano. Bueno, un teclado. Maravilloso, enorme y pesado. En otro momento quizá hubiera dado clases, pero no me hubiera comprado mi propio piano. ¡No tendría dónde meterlo!.

¿Dos baños? 4 pares de toallas, porque los usaba los dos. Doble espacio: doble de productos de limpieza, ¡más sitio para libros y fotos y cuadros!. Una bici estática, pelota para la espalda, cosas de yoga, para pintar, los equipos de foto, cientos de revistas… Sofá: un cobertor mono, mantita y unos cojines, ¿no?. Cocina grande: 4 cubos de basura para reciclar, 200 botes de especias, 300 cajas de tés diferentes…

E, inconscientemente, así con casi todo. Porque me sobraba sitio. Por que…

Mejor tenerlo por si… O para cuando…

Por si vienen amigos de visita, por si mi madre se queda un fin de semana, por si hay un apocalipsis zombie… Muchos “porsiaca” son razonables, pero la realidad es que en muchos de estos casos -cuando ocurren sin planificarlos- se sale al paso sin problema con lo que haya. Con creatividad y sin pensarlo demasiado.

 

Las botas “Chirucas” para cuando saliera al monte (no salí jamás). La sombrilla para cuando fuera a la piscina (al lado de casa, no fui jamás). Mesita y silla para desayunar en el balcón (con el rasca de Irurtzun a las 7:00, no desayuné en el balcón jamás).

minimalismo

¿Te suena?. A veces nos vemos viviendo en un sitio, y la vida que queremos llevar resulta que no es la que terminamos llevando, por miles de motivos. Pero en general nos equipamos en la medida de lo posible “por si” o “para cuando”.

“No puedes vivir sin”

Mucha gente hace que para ti sea imprescindible lo que lo es para ellos. Y te echan la monserga cuando van a tu casa con su mejor intención. Hay gente con tan buena intención, que hasta te regala lo que le parece. Como si no tener ciertas cosas fuera sólo cuestión de dinero, o de despiste. “Aquí necesitas una mesa de comedor, allí cuatro cojines. ¿¿Por qué no tienes un armario zapatero??. Ahí tienes un hueco enorme,  le falta una butaca para leer”.

minimalismo

Si te descuidas, acabas con la butaca, la mesita para apoyar el libro y el café, el posavasos, el marco con foto, la alfombra para “diferenciar el espacio”, la enorme lámpara led… Y sigues leyendo en el sofá, mal sentadx con una luz cutre y la tele de fondo, como toda la vida. Sin diferenciar espacios ni nada.

Adulting

Lo que a mí me parece una tontería empieza a ser un tema muy recurrente entre los bloggers y youtubers de otros países. Busca “how to adult” en Youtube, y flipa. O llora, si te consideras adultx y ves alguno de los vídeos. Veinteañerxs diciéndote cómo hacerte adultx en 7 simples pasos. (Chicx, sabes que eres adulto cuando quieres volver al instituto a hacer el ganso con tus amigxs. La vida te hace adultx quieras o no…).

Porque para algunas generaciones, tener toooodo lo que se supone que tienes que tener, y por su orden, es de adultos. De adultos hechos y derechos eh, con su trabajo seguro, su saber estar, su glamour, su clase, su estatus, su buen gusto, su vida resuelta… Ya sabes. No tener un salón de Ikea equivale a ser unx quinceañerx. En serio, o diferencias espacios en las habitaciones con alfombras, o eres muy looser.

minimalismo

Total, que esto de llenar la casa supuso una molestia cuando en 2016 me mudé con mi pareja a un cuquísimo apartamento. Y con “cuquísimo” quiero decir que no cabía nada de mis cosas. Para la mudanza me hicieron falta un camión pequeño, una furgoneta y varios viajes en coche. Una tortura. Y durante muchísimo tiempo, mis cajas y cajas han dormido tranquilas fuera de casa hasta que pensara dónde poder meterlas.

Tanto tiempo ha pasado, que no he echado de menos prácticamente nada. Lo imprescindible encontró hueco pronto. El resto, está desapareciendo poco a poco. Y te diré más.

De lo que parecía importante, aún hay cosas de las que estoy pensando deshacerme.

Porque acumular cosas, no me hizo más “adulta”. Cuando tienes dinero, debes apoyar la economía de todos, en eso creo. Pero ahora lo hago inviertiendo en cosas que me hacen más feliz. Y eso ha contribuido también a mi manera de trabajar. Otro día entraré en ese tema.

minimalismo

EL DOCUMENTAL

A lo que vamos, que me pierdo.

Minimalism puedes encontrarlo en Netflix y en otras plataformas. Aquí te dejo el trailer:

 

 

Va siguiendo a dos amigos que terminaron teniendo una filosofía de vida común, poseer las cosas imprescindibles y llevar una vida igualmente significativa.

Durante el documental se ve que cada uno también lo hace un poco a su manera. Se intercalan entrevistas y muestras de estilos de vidas “minimalistas” en otras personas y sus circunstancias: familias, empresarios, brockers de Wall Street… Lo que da a entender que para cada cual el minimalismo es una cosa. Lo mismo que el éxito, o la felicidad. Para cada uno es importante de una manera, y lo busca de la mejor forma que cree y le viene bien.

No hay una forma standard de ser minimalista.

 

Así que si te tienta, pero no quieres ser un monje budista, no te preocupes.

Entre otras cosas cuentan parte su vida, ciertas circunstancias y por qué les cambió la forma de pensar cuando tenían un inmejorable sueldo y una posición envidiable. Por qué priorizaron de otra manera.

Estos dos amigos, Joshua y Ryan, escribieron el libro “Minimalismo, para una vida con sentido” y en el documental se les ve haciendo promoción por diferentes canales: charlas, radio… Algunas de ellas muy de andar por casa.

estilo de vida emprendedor

Ahí podemos ver las pegas que pone la gente, sus comentarios, dudas o valoraciones ante su forma de vida… Quizá alguna resuene contigo.

En cuanto al documental en sí, me parece recomendable si el tema te atrae. Es estéticamente bonito, muy “indie” como dicen ellos, un poco pesado en algunos momentos pero bastante revelador y sentimental en otros. Lo tienes en Inglés subtitulado en Netflix, no sé en otras plataformas.

Algunas conclusiones

que se pueden sacar del documental:

  • Las cosas que posees, te poseen.
  • Vamos siempre a la caza de más, porque nunca nada es suficiente. (¿Eso es siempre malo? -pregunto-).
  • Puedes vivir con menos: menos cosas, menos estrés, menos deudas, menos infelicidad…
  • Compra menos, elije mejor.
  • Las metas generalistas no tienen por qué ser las tuyas.
  • No puedes controlar si generas más dinero. Sí puedes controlar lo que gastas.
  • Ama a la gente. Usa las cosas. No hay beneficio en hacerlo al revés.
  • No elimines por eliminar. Elimina para tener más foco, más energía, más libertad…

Y así sucesivamente. Así que sí, las observaciones que te hice al principio, las refrenda el documental.

Yo realmente creo que hemos generado o contribuido a generar una sociedad que a ratos está bastante perdida. Pero eso es otro post que ahora no viene al caso.

 

AnaCCovaleda

LEAVE A COMMENT

RELATED POSTS